Límite en el bote en Euromillones

Comprar boletos de Euromillones Boletos de Euromillones

Algunas loterías limitan el número de ocasiones en que el bote puede acumularse o tienen una cifra máxima que puede alcanzar el bote en caso de que no se consiga el premio de primera categoría. Otras loterías no tienen dicho límite y siguen acumulando el bote hasta que hay un jugador afortunado que acierta todos los números y gana el bote.

Actualmente, Euromillones tiene un límite en el bote de 190 millones de euros, lo que significa que es el bote máximo que puede obtenerse.

Historia del límite en el bote

Cuando comenzó a celebrarse el sorteo de Euromillones en 2004, el bote se limitó inicialmente a u máximo de doce acumulaciones seguidas, sin límite en la cuantía del bote. Si ningún jugador conseguía acertar los cinco números principales y las dos estrellas para ganar el primer premio en el sorteo número doce, dicho premio se repartía y distribuía entre los ganadores de la siguiente categoría del sorteo número trece.

En noviembre de 2009, la regla de la acumulación se modificó y fue reemplazada con un límite máximo para el bote (conocido como límite en el bote) fijado en 185 millones de euros. Sin embargo, las nuevas normas confirmaron que una vez que el bote llegaba a esta cifra por primera vez, el límite se incrementaría en otros 5 millones de euros.

El límite del bote de 185 millones de euros fue finalmente alcanzado el 12 de julio de 2011, cuando la pareja escocesa Chris y Colin Weir lograron el bote. El límite en el bote se incrementó en consecuencia hasta los 190 millones de euros.

El límite actual en el bote

El 12 de enero de 2012 las reglas relacionadas con el límite en el bote volvieron a cambiar, en esta ocasión para limitar de forma permanente el bote a 190 millones de euros.

Una vez que se alcanza el límite del bote en Euromillones, solo puede permanecer en 190 millones de euros durante un máximo de dos sorteos. Como no puede sobrepasarse el bote de 190 millones de euros, cualquier fondo adicional del bote generado por la venta de boletos durante este tiempo se añadirá al premio de segunda categoría. Si, una vez que se haya realizado el segundo sorteo, sigue sin haber ganador del bote, los 190 millones de euros se repartirán entre la siguiente categoría ganadora.

Mantener las opciones abiertas

Pese a este cambio en las reglas, merece la pena indicar que en la normativa del juego se incluye una cláusula que permite decidir si Euromillones aumenta o reduce el límite en algún momento: “El límite en el importe del bote cada cierto tiempo… se calculará por referencia a cualquier diseño que cuente con la aprobación previa de la Comisión".